También

Cómo cuidar adecuadamente el aloe, cultivamos las variedades más hermosas en casa.


El aloe, o agave, es una planta común que es famosa no solo por su belleza, sino también por su gran valor en la medicina popular. Difiere en sencillez y resistencia, no requiere condiciones especiales de cuidado.

Contenido:

  1. ¿Qué variedades de aloe se pueden cultivar como plantas de interior?
  2. Las variedades más bellas de aloe.
  3. Variedades medicinales, como se aplican.
  4. Representantes venenosos de la especie, reglas de manejo.
  5. Reglas para el cuidado de las suculentas de la familia Asphodelic.
  6. Cómo recortar
  7. Enfermedades y plagas

¿Qué variedades de aloe se pueden cultivar como plantas de interior?

Aloe es un nombre colectivo para muchas especies, entre las que se encuentran representantes tanto silvestres como de interior.

Las variedades que se describen a continuación son comunes en la jardinería de interior.

Doblada

Alcanza una altura de varios metros. La forma es arbustiva o arbórea. Las hojas son sésiles, están ubicadas en el tallo, como un abanico, la longitud es de 20 cm. Un rasgo característico de esta variedad es la floración frecuente.

Marlota

Arbusto de hoja perenne que alcanza los 4 m de altura en estado silvestre, de hojas grandes, con espinas rojizas en los bordes. Florece en flores amarillas, a veces naranjas.

Abigarrado

Se considera la especie más pequeña, ya que no crece por encima de los 30 cm. Las hojas son escafoides, de color verde oscuro, ubicadas en el tallo en forma de espiral. Florece anualmente con el cuidado adecuado.

Multifoliadas (híbrido de la variedad Variegated)

Difiere en un tono azulado de hojas, una forma triangular.

A pesar de la variedad, no todos son aptos para cultivar en casa. A la hora de elegir, hay que tener en cuenta que cada una de las variedades tiene rasgos característicos que no deben pasarse por alto.

Las variedades más bellas de aloe.

Además de los beneficios y la versatilidad, al elegir una flor, algunos se guían por los parámetros externos de la flor.

Las más bellas son:

  • El aloe tiene forma de gorro y su mantenimiento no requiere mucho esfuerzo. Presenta tallos rizados que crecen hasta 2 m de largo. Las hojas son carnosas, ovoides, cubiertas de dientes blanquecinos por un lado y pequeñas espinas por el otro. Las flores son de color rojo vivo;
  • Espinoso es una planta arbustiva con hojas pequeñas y estrechas de color verde grisáceo. Tiene forma de esfera;
  • Espiral: una característica distintiva es la torsión de la roseta en espiral. Después de los tres años, el rizado se vuelve más notorio. Durante este período, la planta necesita mayor atención;
  • Tigre: es de tamaño pequeño, rara vez alcanza más de 30 cm de altura. Las hojas son pequeñas, de color verde oscuro, unidas al tallo en espiral.

Los jardineros, al comprar una flor, deben hacerse la pregunta: cómo cuidar un agave de aloe es una planta sin pretensiones, pero si se ignoran por completo las reglas de cuidado, puede morir.

Hay muchas variedades diferentes que difieren en propiedades y apariencia. Los más hermosos pueden sorprender al propietario no solo con su apariencia, sino también con ricas propiedades curativas.

Variedades medicinales, como se aplican.

Además del placer estético, esta planta tiene muchos beneficios en el tratamiento de enfermedades inmunológicas y cutáneas. La mayoría de las variedades tienen propiedades curativas y anti-resfriado únicas.

Los representantes medicinales comunes del aloe incluyen:

  • El aloe vera es una planta fácilmente reconocible por su tallo densamente ramificado. Las hojas son carnosas, de color verde claro. Se utiliza tanto en la medicina profesional para el tratamiento de la inflamación como en la medicina popular;
  • Arbóreo: considerado uno de los más comunes. Además, se diferencia en que para el cuidado del árbol de aloe no es tan importante como para otras variedades. Es una planta leñosa resistente que crece rápidamente pero rara vez florece. En la medicina popular se utiliza como laxante, cicatrizante y desinfectante;
  • Jabonoso: se diferencia de los congéneres en una gran cantidad de brotes a los que les falta el tronco. Crece hasta una altura de 50 cm. Se utiliza en medicina, como antiséptico natural, y en cosmetología, como componente de las cremas anti-envejecimiento.

El aloe se caracteriza no solo por su belleza estética, sino también por una amplia gama de propiedades medicinales. Gracias a este último, a menudo se usa como agente antiséptico para la cicatrización de heridas.

Representantes venenosos de la especie, reglas de manejo.

Al elegir una variedad de plantas, debe prestar atención al hecho de que, además de flores útiles y hermosas, también hay peligrosas entre estas flores. Para minimizar la probabilidad de desarrollar consecuencias desagradables, vale la pena recordar cómo cuidar adecuadamente el aloe.

El representante más famoso de las variedades venenosas es el Temeroso. Presenta hojas largas y jugosas de color lechuga cubiertas de espinas rojas.

A pesar de que se usa a menudo en la medicina tradicional, en su forma pura puede provocar un aborto espontáneo. Por tanto, no se recomienda mantener una planta de esta variedad en la misma casa que una mujer embarazada.

Además, cuando se ingiere, provoca sangrado intestinal o uterino. Igualmente peligroso para humanos y animales.

Si un florista decidió reponer la colección de plantas de interior con esta flor, debe manipularse con precaución. No vale la pena correr el riesgo si hay mujeres embarazadas, niños pequeños o mascotas en la casa.

Reglas para el cuidado de las suculentas de la familia Asphodelic.

A pesar de la resistencia de la planta, hay que tener en cuenta que su cuidado incluye una serie de características. Las reglas básicas incluyen la selección de la correcta:

  1. Encendiendo. Dado que esta es una planta amante de la luz, se recomienda colocarla en los alféizares de las ventanas que miran al sur;
  2. Vidriar. En la estación cálida, se recomienda regar, centrándose en el nivel de secado del suelo. En invierno, la frecuencia de riego se reduce a la mitad;
  3. Régimen de temperatura. En verano, la flor se siente muy bien a temperatura ambiente. En invierno, durante el período de inactividad, la planta debe colocarse en una habitación con una temperatura de 14 ° C. Si la temperatura es más alta y la calidad de la iluminación sigue siendo deficiente, la flor comenzará a estirarse.

Al cultivar una suculenta, es importante tener en cuenta que necesita una alimentación frecuente en el período primavera-otoño.

Un aspecto igualmente importante de la atención es el trasplante.

Por lo tanto, se recomienda replantar una flor joven anualmente, perenne, una vez cada tres años. A la hora de trasplantar a un adulto, es importante tener en cuenta que cada nuevo contenedor debe ser un 20-25% más grande que el anterior.

Se recomienda trasplantar mediante el método de transbordo para no dañar el sistema radicular.

Para esto necesitas:

  • Prepare el recipiente cubriendo el fondo con una capa de drenaje y llenándolo con una pequeña cantidad de sustrato nuevo;
  • Retire la flor de la maceta vieja;
  • Coloque con cuidado las raíces de la flor, sin derribar terrones de tierra, en un recipiente nuevo;
  • Rellene con los restos del nuevo sustrato.

El sustrato se puede comprar en una tienda especializada o prepararlo usted mismo. Para hacer esto, debe mezclar dos partes de tierra de césped con una hoja y la misma cantidad de arena fina. Agrega un poco de turba a la mezcla.

Sujeto a las simples reglas de cuidado, la flor deleitará a los propietarios con una apariencia alegre durante mucho tiempo. Si lo trata de manera descuidada, el aloe, como cualquier otro organismo vivo, puede morir.

Cómo recortar

Otra pregunta importante que debe preocupar a un cultivador es: ¿cómo podar el aloe? El proceso no es complicado, pero debe realizarse con regularidad. Esto asegura una rápida renovación de las hojas.

Durante el procedimiento necesita:

  • Prepare unas tijeras afiladas de antemano;
  • Retire con cuidado las primeras hojas muertas, descoloridas o dañadas;
  • Corta los brotes laterales que le quitan fuerza al tronco principal.
  • Al podar, puede cortar no solo las hojas enfermas y en exceso, sino también el tronco si la flor ha crecido demasiado. Al mismo tiempo, vale la pena podarlo con regularidad.

Enfermedades y plagas

Desafortunadamente, no siempre el cumplimiento de las reglas básicas de cuidado puede proteger al cultivador del desarrollo de un problema como la enfermedad del aloe. La pudrición es una enfermedad común.

Puede ser causado por la entrada de agua en la roseta de hojas o por la falta de oxígeno en el sustrato. Puede determinar el problema cambiando el color de las hojas, su adelgazamiento.

Además de las enfermedades, las plagas también pueden dañar una suculenta:

  • Vaina: afecta predominantemente a las hojas suculentas. Para la eliminación, se recomienda utilizar insecticidas;
  • Araña roja: infecta las hojas, hace que se pongan amarillas y se caigan. Para la prevención, se recomienda usar tinturas de tabaco y para el tratamiento: acaricidas.

Para proteger la flor de daños, se recomienda no colocar flores nuevas recién adquiridas junto a ella.

Si la enfermedad o plaga atacó, es necesario procesar la flor y trasplantarla a un suelo nuevo.

El aloe es una planta perenne. Ampliado tanto en jardinería como en medicina. Sin pretensiones, pero muere con un cuidado inadecuado.

Para obtener información adicional sobre las características del cuidado del aloe en el hogar, le sugerimos que vea un video interesante:


Ver el vídeo: Como cuidar Aloe verasavila y otras variedades (Enero 2022).