También

Semillas de anís: propiedades medicinales y consejos de uso.


El anís es una planta medicinal conocida que se utiliza en el tratamiento de muchas enfermedades. Esta planta tiene muchas propiedades beneficiosas. Las semillas de anís también se utilizan en cocina y cosmetología.

Contenido:

  • Propiedades útiles del anís
  • Cómo cosechar semillas de anís correctamente
  • Las propiedades curativas de las semillas de anís
  • Contraindicaciones de uso

Propiedades útiles del anís

Las propiedades beneficiosas del anís se conocen desde hace mucho tiempo, por lo que se usa activamente en la medicina popular para el tratamiento de muchas enfermedades. Las principales propiedades medicinales del anís:

  • Diluye y elimina la flema de los bronquios.
  • Reduce la inflamación
  • Tiene efecto antimicrobiano
  • Aumenta el apetito
  • Ayuda con las infecciones del tracto respiratorio

El anís también ayuda con la lactancia y mejora la lactancia. Esta planta ayuda a potenciar la función secretora y motora. El anís tiene un efecto antiséptico y expectorante y puede usarse para tratar bronquitis, tos húmeda, laringitis, tos ferina, traqueítis y otras patologías del tracto respiratorio. Además, el anís ayuda a normalizar el hígado y el páncreas.

Los frutos de anís tienen efectos carminativos, antiespasmódicos y laxantes. Esta hierba dilata los vasos sanguíneos y reduce la tensión en los músculos lisos.

Se usa activamente en enfermedades de la vejiga, el tracto urinario y también ayuda a eliminar los cálculos renales. Las preparaciones, que incluyen anís, se prescriben para enfermedades de los riñones, el hígado, los órganos digestivos, así como para eliminar los dolores de cabeza y las migrañas. El anís se puede utilizar tanto en su propia forma como como parte de preparaciones medicinales.

Cómo cosechar semillas de anís correctamente

La cosecha de anís se puede comenzar en la etapa de madurez cerosa, mientras que deben tener un color verdoso con un tinte grisáceo. Esto suele ocurrir en la segunda mitad del verano. La madurez de las semillas vendrá indicada por su densa cáscara. La recolección de semillas debe realizarse en clima seco. La planta se corta con tijeras junto con los "paraguas".

Luego se forman pequeños racimos y se dejan secar a la sombra. Después de eso, puedes trillar. Cuando se muelen, las semillas pierden rápidamente su olor y sabor. Se mantiene limpio y se muele solo antes de su uso.

Las propiedades curativas de las semillas de anís

Las semillas de anís contienen una gran cantidad de vitaminas liposolubles (B1, B2, B5, B6, folículos y niacina) y micro y macroelementos (zinc, manganeso, hierro, magnesio, calcio, fósforo). Además, contiene todos los nutrientes necesarios, así como ácidos orgánicos.

Las semillas de anís se utilizan ampliamente en la medicina popular para tratar muchas patologías. Se utilizan activamente para reducir la inflamación en el estómago y los intestinos. Se recomienda el uso de semillas para mujeres con menstruación dolorosa e irregularidades menstruales. Otras propiedades curativas de las semillas de anís:

  • Mejora la lactancia.
  • Tiene un efecto beneficioso sobre el tracto respiratorio.
  • Alivia el dolor de garganta y la ronquera
  • Usado como diurético
  • Fortalece la potencia en los hombres.

Se recomienda el uso de anís para migrañas, enfermedades del sistema nervioso. El aceite a base de anís mejora el efecto antibacteriano cuando se usan antibióticos. Este aceite curativo tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso, por lo que las semillas a menudo se incluyen en varias preparaciones sedantes.

Contraindicaciones de uso

Las semillas de anís tienen pocas contraindicaciones, pero es necesario conocerlas para no dañar el organismo. El uso de semillas está prohibido en los siguientes casos:

  • Período de embarazo
  • Problemas gastrointestinales
  • Reacción alérgica a la planta.
  • Enfermedades de la piel (acné, acné, etc.)

Las decocciones de semillas de anís no deben usarse para patologías crónicas del tracto digestivo, úlceras y gastritis en la etapa aguda. El anís puede agravar aún más la situación. Se recomienda una prueba de alergia antes de usar semillas de anís. Si, después de aplicarlo en la muñeca, después de un tiempo aparece una reacción alérgica, entonces no puede usar una decocción o leche a base de anís.

Si la piel tiene acné, acné, heridas e inflamación, el uso de semillas de anís puede agravar la reacción dérmica y provocar una gran inflamación. Las preparaciones preparadas a base de anís no deben tomarse durante más de una semana. Se recomienda hacer una pausa y continuar el tratamiento.

Video sobre cómo preparar semillas de anís:


Ver el vídeo: Cuáles son los beneficios de la mimosa? Tips espirituales (Octubre 2021).